.

martes, 13 de enero de 2015

MEDITACIONES SOBRE LOS SIETE DOLORES Y GOZOS DE SAN JOSÉ - PRIMER DOLOR Y PRIMER GOZO


PRIMER DOLOR Y PRIMER GOZO:
 
Los que tuvo San José al ver en cinta a su esposa, y al revelarle el ángel el misterio de la Encarnación.

1- Efectivamente intenso debió de ser el dolor de San José, al reparar que su esposa se hallaba en cinta, hallándose entrambos ligados con el voto de virginidad, que voluntaria y mutuamente se habían prometido. Y la angustia del santo Patriarca había necesariamente de ser tanto más cruel, cuanto que, persuadido de la inocencia y santidad extraordinaria de María, no podía darse razón de lo que se le hacía incomprensible bajo todos conceptos. De aquí que su gozo hubo de ser extremado; cuando el ángel del Señor apareciéndosele en sueños,  le sacó de dudas e incertidumbres, dándole a entender que María había concebido en su virginal seno por obra del Espíritu Santo al Hijo del Altísimo, es decir, San José viendo a su Inmaculada esposa contemplaba a la Madre de Dios.


2- Aprendamos de este suceso de la vida de nuestro Santo el no pensar nunca mal de nuestros prójimos, atribuyendo a designios de la divina Providencia, que sería temeridad querer descubrir, lo que tal vez nos parezca reprensible en alguno de nuestros hermanos. Aprendamos también el regocijarnos en las cualidades ó virtudes que en ellos se hallen, reconociéndolas siempre superiores a las nuestras.

3- Propongámonos hacer todos los esfuerzos para no dejarnos llevar de los juicios temerarios y de la envidia, y estar muy alerta para oponernos hasta a las primeras impresiones ó movimientos, para que el maligno espíritu no nos coja desprevenidos, y no nos arrastre a pecados contra la caridad.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...